Todo niño es especial!

Quiero comenzar mi reflexión del día de hoy compartiéndoles una película titulada Todo niño es especial. 

No es una película corta, pero definitivamente esta historia todas las personas la deberían observar, porque nos habla muy bien de las dificultades que sufren muchos niños a diario y cómo son juzgados como si fueran tontos, indisciplinados, que no les interesa el estudio… y por esto muchas veces se llegan a truncar las capacidades que ellos sí tienen.

Como sé que muchos no tendrán el tiempo para ver toda la película quiero contarles la historia y por esta vez, no haré ninguna reflexión, sino que les dejaré a ustedes las reflexiones.

Ishaan es un niño que en todas las actividades del colegio tiene un mal desempeño… sus puntajes son siempre de 2 ó 3 puntos de 25. Se pasa toda la hora de un examen en la que le preguntan una serie de multiplicaciones, viendo números que están volando por el espacio en naves espaciales y llegan a planetas y sólo puede contestar que 3 x 3 es 2… Su madre se sienta a estudiar con él y cuando recién le ha explicado lo que es un adjetivo, él ya no puede seleccionarlo en una frase.

Con sus amigos tiene problemas, pues cuando va a lanzar un balón, no es capaz de hacerlo para el lado correcto, sino que se va para otra parte.

Sólo hay algo que le gusta a Ishaan y es todo lo relacionado con el arte… dibujar, pintar, colorear, armar rompecabezas… Y para un niño de aproximadamente 10 años… lo hace de una manera excepcional.

Sobra decir que en el colegio va mal y va a repetir tercer grado. Sus padres, especialmente su papá piensan que su problema es de actitud. Es indisciplinado, no sigue las instrucciones de sus profesores, no hace las tareas, no responde los exámenes. Inclusive es insolente con los profesores, pues en un momento en que una profesora le pide que lea un párrafo de un libro, él lo mira y lo que dices es: dflsjdkfhjdehghwglvdlgdlk fjhdghiowjdlklhsljclkjgehiofldnjdhfgjfnadjghldk. Cosa por la cuál la profesora se siente muy disgustada y lo expulsa del salón de clase. Y además se escapa del colegio para ir a recorrer la ciudad.

Y para empeorar la situación, su hermano es el más brillante de su curso, el primero en todas las materias.

Pero a pesar de todo esto, Ishaan es feliz. Es feliz con sus dibujos, con sus juegos, con su madre y con su padre… con todo lo que puede observar en el mundo y todas las cosas que vienen a su cabeza en todos los momentos.

Para su padre lo que él necesita es que lo disciplinen. Que le enseñen a obedecer. Que lo obliguen a aprender. Y que mejor para esto que meterlo en un colegio interno de régimen tipo militar, que tiene la fama de reformar a todos los niños con problemas de actitud..

Sin emabrgo, Ishaan no es un niño que se vea con mala actitud… él siempre promete intentarlo y hacer lo mejor que pueda… Él en su casa es feliz… a pesar de sus dificultades con el gran cariño que le manifiestan su madre y su hermano.

Así que Ishaan en enviado al colegio de internos. Pero allí todo continua igual. No aprende, no lee, no resuelve los problemas matemáticos. Y lo que es peor de todo… ya no está con su familia ni en su casa. En este lugar algunos profesores le pegan con una regla en las manos cuando no sabe las respuestas, pero aún así… él no consigue aprender. Algunos lo ridiculizan por sus respuestas y actividades.

Y lo que es peor, este trato, esta forma de enseñar, sumado al estar alejado de su familia, hacen que Ishaan pierda hasta su gran amor por el arte, por dibujar y pintar.

La historia y toda la vida de Ishaan van a cambiar cuando un profesor nuevo llega al instituto de internos. Este profesor al contrario de los demás, se da cuenta de que hay algo que está mal… y no es que el sea indisciplinado o que tenga una mala actitud. Él comienza a observarlo. Cómo hace las cosas, los errores que tiene en la escritura, en las letras, en los números. Ve que él confunde algunas letras, las escribe inversas o confunde las palabras similares… Tiene dificultades para amarrarse los zapatos, abrocharse la camisa, para coger o lanzar una pelota, porque no es capaz de calcular la velocidad, tamaño y dirección de la pelota. Lo que el tiene es una dificultad del aprendizaje llamada dislexia.

Cuando habla con sus padres para decirles lo que él tiene, su padre inmediatamente piensa que es un retrasado mental y que no va a poder triunfar en la vida. Gran error. Los niños que tienen dificultades en el aprendizaje no son retrasados mentales. Tienen dificultades para aprender a leer y a escribir, pero tienen miles de habilidades.

Cuando este profesor detecta su dificultad comienza a trabajar con él, con las técnicas que hay para enseñarle a las personas que tienen dislexia. Y efectivamente al él sentirse comprendido y apoyado comienza a prender y a trabajar.

Y otra vez vuelve a pintar, mostrando que esta es una de sus grandes cualidades y capacidades y una que definitivamente podrá llevarlo muy lejos, aunque no llegue a ser un gran ingeniero.

Mis palabras se quedan cortas para expresar todo lo que esta película transmite… Ojalá se puedan sacar un tiempo para verla, para que dialoguemos más adelante sobre todas las lecciones que puede darnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s