Mi camino para una vida zero waste

Nunca me imaginé que la ecología, el ambientalismo y el animalismo fueran un camino tan amplio. Para ser honesta siempre había pensado que eso de cuidar el medio ambiente era como cerrar el agua mientras me lavo el pelo y los dientes, reciclar y no usar bolsas en los mercados. Y pues ya me sentía yo muy bien porque además de todo eso también rescataba animales de la calle y les buscaba hogar.

Fue una alumna mía la que me abrió la puerta para empezar a vislumbrar otra parte muy amplia de ser ecológica. Ya había compartido anteriormente con ustedes, que un día vi con mis alumnas un video sobre la cantidad de plástico que hay en el océano. La mayoría de mis estudiantes reflexionaron sobre botar la basura en su lugar, reciclar, etc. Pero sólo una de ellas habló de disminuir la basura que generamos. En el video decían que nosotros consideramos que con poner la basura en su lugar es suficiente ya que creemos que ésta desparece mágicamente, pero no. La basura tiene que ir a parar a algún lugar. Mi alumna dijo: “Tenemos que disminuir la cantidad de basura que producimos.”

Con esta idea en la cabeza me puse a buscar en las redes sociales sobre este concepto y me lleve una gran sorpresa al encontrarme con las vidas zero waste. Cero basura. He leído mucho sobre el tema desde entonces y me he sorprendido al darme cuenta que hay familias que sólo producen un frasco de basura al año. Uffff. Un reto del que estoy lejísimos. Y estar tan lejos hace que nos vengan muchas excusas a la cabeza. Quizá a muchos de ustedes también se les vienen a la mente.

  • Ni que eso fuera a cambiar al mundo. Sí lo va a cambiar. A veces no dimensionamos que poco a poco nos vamos sumando más personas a estas dimensiones y que el cambio de una persona, puede ser el cambio de muchas más que nos rodean. Más importante aún, se puede ir generando un cambio en la cultura, en las creencias de las personas, en las formas de vida. Yo soy docente y trato de compartir todas estas experiencias con mis alumnos. Algunos de ellos llegarán a ser gerentes de empresas o educarán a futuros gerentes, que podrán implementar políticas ecológicas y ambientalistas en sus empresas. Todo lo que hacemos es un pequeño paso para cambiar el mundo.
  • Hay tantas cosas que no hago o que hago mal, que qué diferencia va a hacer. Sí hay una diferencia. Una persona que compra una botella de agua diaria, está botando 365 botellas de plástico. Puede que también cuando merque use bolsas de plástico, digamos unas 20 por mercado. Aunque sólo se proponga dejar de comprar la botella de agua, aunque siga mercando con bolsas de plástico, le ahorró más de 300 botellas al planeta. Sí hizo una diferencia.
  • Es muy difícil, me quita tiempo, cuesta más. Hay cosas que son difíciles, hay algunas que quitan más tiempo otras menos, hay unas que cuestan menos, otras que cuestan más. Realmente el beneficio está en el bien que nos hacemos a nosotros mismo y al planeta.
  • Es muy retrógrado. ¿Por qué tiene que ser la moda consumir locamente? Antes me parece a mí que la moda están siendo todas estas corrientes.
  • A mí, ¿en qué me beneficia? ¡En demasiado! Ahora no quiero entrar a contar en qué me ha beneficiado a mí. Creo que a medida que vaya hablando de cada uno de los temas lo iré haciendo. Pero a medida que he ido realizando cambios en mi vida, he visto inmensos beneficios. La copa menstrual es un gran ejemplo de ello. Comencé por ecología, pero los beneficios que le veo a nivel de higiene y de salud han hecho que la ecología pase a ser un efecto secundario. Ni que decir de cocinar. Cuánto bien le ha hecho a mi cuerpo las comidas naturales, hechas por mí, sino tantos químicos, conservantes…
  • No es higiénico. Lo he escuchado y aún no entiendo por qué lo dicen. Que sean productos diferentes no hace que sean malos productos. Que los hagas tú tampoco hace que sean sucios.

Después de pensar todo esto y de que en muchos momentos ideas de estas me vengan a la cabeza, sobre todo la de lo lejos que estoy y la cantidad de cosas que aún no hago, he decidido que no me importa estar así de lejos. Lo que realmente me importa es que ya he comenzado con este camino de una vida cero basura.

¿Te animas? Yo aquí les estaré compartiendo las cositas que vaya haciendo, las que me salgan mal, las que me salgan bien y estaré atenta a todas sus sugerencias para aprender y hacer siempre mucho más.

Siempre recuerda

IMG_3724

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s